Lionne.

Tú...

No eres tu nombre. No eres tu empleo.

No eres la ropa que vistes ni el lugar en el que vives.

No eres tus miedos, ni tus fracasos... ni tu pasado.

Tú... eres esperanza.

Tú eres imaginación.

Eres el poder para cambiar, crear y hacer crecer.

Tú eres un espíritu que nunca morirá.

Y no importa cuántos golpes recibas,

te levantarás otra vez.

jueves, 3 de marzo de 2011

La danza de la muerte

¡Hola, supperblogueros! Bueno, esto que voy a enseñaros no sé si merece la pena que lo leáis. No me refiero a que esté mal escrito sino que:
-Punto uno: es un fragmento de una novela que no habéis leído. Más que nada porque la he escrito yo y no la he publicado en ninguna parte.
-Punto dos: sólo la han leído unas cuantas personas, y no creo que se pasen a leer esto.
Así que definitivamente, sólo cuelgo algo para no abandonaros, porque a pesar de que sois ya cincuenta y dos (GRACIAAAAAS!!!) y sólo me comenta uno (Gracias Fer!!! No sé si los demás me siguen pero no me leen, o no tienen tiempo de comentar. En fin...) OS QUIERO MUCHO! Sí, aunque parezca mentira. Si alguna vez os grito, no es odio, sino amor mal expresado. Tenéis que empezar a entenderme un poco, sino, mal vamos :)
Bueno, después de leer este interminable párrafo, podéis dedicaros a leer de verdad. Que os den por saco! ^^

PD: Ya se que lo parece pero NO (repito, NO) son pareja. Más bien se chinchan cada dos por tres ^^ Es una relación extraña. Puede que algún día os la explique. O puede que no.



Era una danza.
Traté de pensar en eso mientras le arrancaba el corazón a mi adversario. No fue exactamente mi intención la de sacarle el órgano vital del pecho, pero alguien me propinó un empujón al darle el certero golpe con la espada e hizo que desviara mi perfecta estocada.
Su músculo palpitante y rojizo le resbaló por el cuerpo y cayó al suelo, dejando un rastro ensangrentado tras de sí. Dejó de agitarse mientras su amo se desplomaba en el suelo y me miraba con los ojos borrosos y cristalizados. Le dio tiempo de murmurar unas palabras antes de que su vida se ahogase en un mar de sangre y lágrimas.
—Sabemos dónde estás…
Esbozó una mueca burlona, torciendo la sonrisa y asustándome con su tétrico rostro. De pronto, se quedó paralizado y la negrura de sus pupilas se extendió, ocultándome los heridos y supervivientes de la eterna batalla entre buenos y no tan buenos.
Desperté en un grito. Aquella tétrica sonrisa se me había quedado grabada a fuego en la mente; era incapaz de sacarla de mi cabeza. Por suerte, Jack estaba allí.
—¿Qué ocurre? ¿Otra pesadilla? —preguntó, incorporándose y encendiendo la luz. Al ver mi rostro asustado me atrajo hacia sí, abrazándome con fuerza y haciéndome sentir su torso sobre el mío.
—Sí —murmuré.
—¿De nuevo Dave?
—No —contesté, dejando que me acariciara el cabello—. Era otro nuevo. Peor. Pero conseguí matarle.
—Bien. ¿Quieres que te traiga algo de comer? ¿Te apetece? —preguntó, dándome un beso en la frente. Suspiré antes de contestar.
—No. Me voy a la Asociación.
—¿A estas horas? No estarán haciendo nada interesante.
—Para lo que hago aquí, prefiero irme —contesté, levantándome de la cama y poniéndome los pantalones negros. Busqué mi camiseta, pero no estaba por ninguna parte.
—Vaya, muy bonito. ¿Me dejas solo?
—Eso me temo —respondí, guardándome la Glock en la funda—. ¿Has visto mi camiseta?
—No. Siempre puedes ir en pijama, causarás sensación.
—Muy gracioso.
Cogí su propia camiseta negra de tirantes. Como me venía ancha, me ajusté un cinturón por debajo del pecho, estilizando un poco mi figura. Me puse las botas y la chaqueta de cuero.
—Eh, no te he dado permiso para usar mi ropa.
—Ya ves que no lo necesito. Me voy —me despedí con un gesto.
—Adiós, simpática. Aquí te espero.
—Más vale que aquí no —señalé la desordenada habitación—. Cuando vuelva quiero el desayuno hecho.
—Allí te darán algo de comer —contestó, exasperado. Su plan, probablemente, consistiría en volver a dormir en cuanto yo cruzara la puerta, y seguir en la cama hasta que volviera, hiciera el desayuno-comida y le echara la bronca por no estar despierto y vestido a la una del mediodía.
—Pero allí no hacen tus maravillosas tortitas con chocolate —apunté.
—Humm… bueno, te perdono por tener en cuenta los fantásticos desayunos que te hago.
—No tienes nada que perdonarme, no he hecho nada malo…
—… pero lo harás.
—Además, me haces el desayuno menos de una vez por mes siendo que yo te hago ¡oh, sorpresa! tres comidas al día.
—Sin contar las veces que te escapas a mitad de noche Dios sabe dónde y soy yo el que te espera con la comida preparada.
—Eso pasó sólo una vez.
—Pero me asustaste.
—Claro, no tuviste suficiente con el post-it en la nevera, el mensaje en el contestador, la nota en la puerta de entrada y mis propias palabras que grité cuando me fui.
—Tenía sueño y estaba cansado. ¿Qué esperabas?
—Que te den, Jack.
—Vamos, Rom, no te enfades —sonrió, pasándose la mano por el cabello.
—Sabes que contigo no soy capaz —suspiré, mirando al suelo.
—Será que te caigo bien.
—Será que tienes mirada de cachorro abandonado.
—También puede ser.
—Adiós, Jack —me despedí de nuevo, saliendo por la puerta y recorriendo el pasillo.
—Adiós, Romilda. Te espero con las tortitas.
—Más te vale.

8 comentarios:

Fer dijo...

Jajaja, de nada =P.

Fer dijo...

Pues para no ser una pareja bien que lo parecen. ¿Tal vez amigos con cierto roce entre ellos? ;).

De todas formas, podrías publicarla por aquí, o poner alguna que otra parte más, que me ha gustado y he estado sonriendo continuamente =P.

=)

Bss ;).

Kirtashalina dijo...

Muchas griacias ^^
Pues sí, la verdad es que lo parecen. Eso ocurre en mis personajes cuando quiero que sean amigos pero inevitablemente tiendo a hacer que se comporten como pareja. El amor me puede xDDDD

No sé si la colgaré, la novela está dedicada a mi tata y necesitaría su permiso. Además, puede que la presente a algún concurso o similar y me da miedo que se me plagien (aunque no vale tanto, pero bueno, desesperados hay en todas partes), pero tal vez algún fragmento sí que cuelgue xD

Lo cierto es que esta parte la he escrito expresamente para colgarla. Al principio iba a ser un relato de guerra medieval, pero con la idea que tenía no me daba para muchas líneas, así que lo convertí en sueño y lo anclé a una situación en pareja. Descubrí que no se me ocurrían nombres y ahí tienes el resultado, copiándome de mí misma xDDDD

Un beso :)

Fer dijo...

Jajajaja, vas a quitarle el trabajo a Cupido ;).

Puff, sí es que las ideas vienen y van y al final te quedas sin ellas, que al fin se mezcla todo y bueno... =P.

Jajaja, oye mejor que copiarse de otro es ^^.

Clary Claire dijo...

Oye que yo te leoo!!! Guapaaa ye sto no lo había leído!
O no me acuerdo...
el caso es qeu
si has escrito algo...
A QUÉ NARICES ESPERAS PARA PASÁRMELOOO?!!?!!?!??!!?!?
kajajaja
tequeirooo dianu :)

Kirtashalina dijo...

Fer: no te equivoques, yo odio al pequeñajo con pañales xD Y cuando escribo sobre amor me pongo muy cursi (MUCHO MUCHO, NO QUIERAS LEER MIS RELATOS DE AMOR), así que lo soluciono haciendo como si los personajes se "escaquearan" de iniciar una relación xD

Clary: Hombre, gracias! Lo que pasa que el que me comenta todos los días es Fer, no tú! xDD Pero tranquiiiiila, que a ti te quiero más, no te pongas celooosa xDD
Claro que no te lo has leído. Eso demuestra que tampoco te has leído mi comentario, en el que explico muy claramente que lo he escrito expresamente para colgarlo, así que NADIE lo había leído TT Y no, no he escrito nada más :)

Bisous :)

Divinum Eximia dijo...

Me encanta, y es simplemente porque lo encuentro maravillosamente escrito. Seguramente si algún día llegas a publicarlo y consiga leerlo, me imagino que me gustará porque normalmente lo que escribes me gusta. Pero justamente este fragmento me ha llamado muchísimo.

Es la primer vez que comento en "Dama Lobuna" Suelo hacerlo en "El Bosque de las Dríades" pero espero poder hacerlo por aquí de vez en cuando.

Un saludo^^

Kirtashalina dijo...

Muchas gracias, Eximia ^^
Me alegra que os guste tanto lo que escribo, lo veo muy halagador y un poco injustificado, sinceramente xD Pero bueno, no me quejo :)

Comenta siempre que quieras ^^ La verdad es que yo encuentro más trabajado este blog, pero vamos, si te gusta más el otro, lee el que quieras :)

Un beso!

PD: Tengo intención de leerme tu blog. Quedo como mentirosa porque siempre lo digo y nunca lo cumplo, pero es que a las buenas cosas hay que buscarles el momento adecuado ;)