Lionne.

Tú...

No eres tu nombre. No eres tu empleo.

No eres la ropa que vistes ni el lugar en el que vives.

No eres tus miedos, ni tus fracasos... ni tu pasado.

Tú... eres esperanza.

Tú eres imaginación.

Eres el poder para cambiar, crear y hacer crecer.

Tú eres un espíritu que nunca morirá.

Y no importa cuántos golpes recibas,

te levantarás otra vez.

miércoles, 3 de marzo de 2010

Atraco en la noche

Me abroché las botas, la chaqueta negra, y me enfundé las dos pistolas en el cinturón. Después, fui a la cocina y cogí mis dos cuchillos preferidos; uno corto, casi una navaja, con el mango plateado, al igual que la reluciente hoja; y el otro más largo, de unos quince centímetros, con el mango negro y la cuchilla recortada en forma de pequeños picos, con una punta curvada al final, como un garfio. Metí éste último cuchillo en una funda, que me até al cinturón, y el otro más pequeño fue directo a mi bota, en un bolsillo interior apenas perceptible para alguien que no conociese su secreto. Rápidamente, cerré la puerta de mi casa y fui directa al coche. Dejé mi bolsa con mi móvil, mi busca, una pequeña cartera, una navaja multiusos, dos linternas pequeñas, y una munición para mis pistolas en el asiento trasero, me monté de un salto en el de piloto, y arranqué.

* * *

Examiné con cuidado el banco, mirando desde el exterior, a través de la puerta. Observé detenidamente cualquier posible movimiento. Revisé una y otra vez cada contorno de cada mueble, cada esquina de la habitación, mirando el cuarto centímetro a centímetro. Estuve parada en la misma postura durante varios minutos seguidos, apoyando todo el peso de mi cuerpo en la pierna derecha, y flexionando levemente la izquierda, con los brazos relajados y cayendo libres por mis costados.
Respiré profundamente. Ya había comprobado que no había moros en la costa; podía empezar en cuanto Albi y Jake llegaran. Oí unos pasos detrás de mí. Reconocí el paso seguro de Albi, leve pero capaz de oírse perfectamente, y el regular paso de Jaky, un paso que sería capaz de distinguir entre miles de pasos. Cuando noté que Alba estaba a mi derecha, y Jake a mi izquierda, murmuré:
—Vamos allá.
Saqué un pequeño mando de mi bolsillo. Había colocado la pequeña bomba en cuando había llegado, así que sujeté el mando por delante de mí y me dispuse a pulsar el botón.
—Un paso atrás —avisé, y los tres retrocedimos un metro de una gran zancada, al tiempo. Sin pestañear, pulsé el botón y la bomba estalló. No hubo una gran explosión, ni voló nadie por los aires, simplemente ése día me tocaba a mí abrir la puerta y era mi modo favorito de hacerlo.
—Vamos —susurré, y al instante todos estuvimos dentro.

* * *

Tres minutos y cuarenta y dos segundos después, salíamos del banco con dos bolsas repletas de diamantes cada uno. Rápidamente Alba y Jaky se montaron en el Maserati Birdcage 7th negro que había aparcado enfrente del grandioso banco, y yo me subí al techo, con la pistola en ristre y los oídos alerta, esperando oír las bocinas de la policía, que no tardó en aparecer. Por desgracia en aquella ciudad la pasma era bastante rápida, pero claro, era imposible que nos pillaran. Jaky arrancó el coche a toda velocidad, pulsando el acelerador al máximo, y yo casi me caigo de no ser por mi don natural de estabilidad. La poli no tardó en tener despierta a toda la ciudad, y pronto tuvimos otro coche patrulla delante de nosotros. Se nos plantó en medio, como intentando impedirnos el paso.
—¿Creéis que hemos nacido ayer? —pregunté entre dientes. Jaky dio unos golpes al techo desde el interior, que me llegaron como leves roces desde arriba. Capté su mensaje y me preparé para saltar. Cuando parecía que nuestro Maserati iba a chocar con el de la poli, Jake dio un brusco giro a la izquierda, adentrándose en una estrecha calle que nadie había visto, mientras yo saltaba al suelo y caía rodando, para no hacerme daño. Me levanté de golpe, desenfundando los dos cuchillos al tiempo, y lanzándolos contra los dos polis que me esperaban. Cayeron inertes al suelo casi al instante, pero no me dio tiempo a recoger mis armas. El coche que nos había perseguido fue a por Jaky y Albi, mientras que más policías salieron del coche que nos había tapado la salida principal. Saqué mis pistolas y comencé a disparar como una posesa, pero ni una bala fue en vano. Esperé unos segundos, respirando hondo, y cuando no percibí movimiento alguno, fui a por los dos primeros polis que había matado y les arranqué el cuchillo del corazón.

* * *

—Acelera, Jake —dijo Albi, mirando por el espejo retrovisor, pero sin ningún signo de temor o nerviosismo. Más bien era… diversión.
—Oh, me apetece jugar con ellos un poco —dijo Jaky, esbozando una sonrisa burlona, perlada de dientes blanquísimos.
—Llama a Clara, y ya veremos —sentenció Alba. Jake refunfuñó un poco, pero pulsó una tecla de la pantalla situada a la derecha del volante y enseguida sonó un pitido.
—Hola, chicos —dijo la voz de Clary, perfectamente audible.
—Hello, linda —dijo Jake, torciendo bruscamente a la derecha.
—¿Qué tal va la cosa? —preguntó Clara.
—No está mal, un coche está detrás de nosotros y del segundo trasto ya se ocupa Kirta —dijo Albi, toqueteando su móvil.

6 comentarios:

Rhynor dijo...

jaajajaja genial
como kisiera ke fuera asi
y soy fuerte pero tampoco soy un lycan ee
bueno ps me voy ke son las 10:07
ya no tengo navaja :(:(:(
pero bueno ya consegire otra
cuidate
te kiero

p.d: aora si ablando realmente kasi tengo novia

La Dama Lobuna dijo...

Uohh qe pasoo con la navajaa?? Te la pillaron en el colegiiio?? Y la mariiposaa??
Puuff puess es una putadaa...
Y aahh sii qe eres fuerte XD
Yo tambieen qerriaa qe fueraa asi... auqne al dueño del banco no le haria mucha gracia ;)
Y qee tal con la noviaa?? la del nombre qe me daba ambre'? xd no es un insultoo eehh no te enfadess Jaky....
Muchooss besoosss!!!!!!
Y nadie dice nada del nuebo fondo :(

La Protegida dijo...

joder diana!!!! k me enfado como no sigas!!! jajaj siempre, pero siempre kn la mierda en la boca... hay k ver.... jaja

La Dama Lobuna dijo...

jajaj soii asii de fantasticaa!

Palabras en la noche dijo...

JODER CABRONA K IO ME PEDI IR EN EL TECHO Y TU CONDUCIENDO JOOOOO ME LO HAS ROBADOOO
JAKYY!!! YA ME LA STAS PRESENTANDO AJJAJA
BESOSS CLARYY

zarina dijo...

Bueno, bueno!! Realmente bueno. me ha encantado. Es preciosa la forma de contar. Te invito a pasarte po
http://amalialateano.blogspot.com
Besitos
Amalia