Lionne.

Tú...

No eres tu nombre. No eres tu empleo.

No eres la ropa que vistes ni el lugar en el que vives.

No eres tus miedos, ni tus fracasos... ni tu pasado.

Tú... eres esperanza.

Tú eres imaginación.

Eres el poder para cambiar, crear y hacer crecer.

Tú eres un espíritu que nunca morirá.

Y no importa cuántos golpes recibas,

te levantarás otra vez.

sábado, 6 de febrero de 2010

Cobra de hielo


-¡Lamentaréis haber venido! -grité, furiosa. Ellos no me hicieron caso y corrieron hacia mí con sus ballestas y espadas apuntándome. Iza siseó, furiosa, y se puso erguida a mi lado, imponiendo con sus dos alerones. Los hombres se dividieron en dos grupos, y uno de ellos se quedó a unos cincuenta metros de mí, apuntándome con las ballestas. Los que portaban espadas siguieron avanzando, supuse, para luchar cuerpo a cuerpo contra mí.
-Bien -repuse, reuniendo fuerzas-. Vosotros mismos.
Cuando los espadachines estuvieron a unos veinte metros de mí, puse las palmas de las manos hacia arriba, y alcé los brazos muy poco a poco, como si tuviera que levantar con ellos un gran peso. Al instante la tierra comenzó a temblar y unos pocos solados se detuvieron, temerosos. Los de las ballestas siguieron apuntándome sin piedad, pero miraban a su alrededor con miedo.
Instantes después el suelo comenzó a partirse en dos, separando a los soldados de mí, de Iza, y de la cueva a nuestra espalda. Se formó una grieta de un metro de ancho y siguió creciendo con un crujido ensordecedor, mientras placas de hielo caían al vacío. Los soldados se detuvieron en seco en la orilla del agujero y chocaron entre sí; algunos cayeron al recién formado precipicio.
—Os dije —pronuncié claramente, furiosa, mientras los ojos se me tornaban blancos de nuevo, haciendo desaparecer mi pupila— que no os acercarais. Os dije —proseguí con voz peligrosa— que no vinierais. Y —finalicé, ya gritando, mientras Iza serpenteaba a toda velocidad hacia la grieta—, ¿quién me ha hecho caso? ¡NADIE!
En el segundo que dije “nadie”, Iza llegó a la orilla de la grieta y se transformó de repente en una cobra cien veces más grande de lo que era, lanzando destellos plateados a la luz del sol y pasando encima del precipicio como si tan sólo fuera un pequeño agujero en el suelo. Avanzó hasta los soldados de las espadas y los agrupó con la cola. Después, se enrolló sobre ellos, estrujándolos con los anillos cubiertos de escamas. Yo, mientras, alcé los brazos un poco más, agotada, mientras empezaba a sangrar por los ojos, como me ocurría tantas otras veces, y picos de hielo comenzaron a salir del suelo y a ensartar a los soldados de las ballestas, que habían quedado petrificados de horror.
Pero el tiempo se me acababa, y cuando la primera de mis lágrimas ensangrentadas cayó al suelo, manchó de rojo el hielo resbaladizo. Entonces, la pequeña gota de sangre se extendió en el suelo, dejando rojo todo el hielo a mi alrededor, y derritiéndolo poco a poco.
-¡Iza! -exclamé. Ella soltó a los soldados de golpe y los arrojó a la grieta, después, vino a mi encuentro rápidamente. Cuando su piel llena de escamas rozó la sangre del suelo, mi cobra se fue reduciendo de tamaño hasta que volvió a su forma normal. Trepó por mi cuerpo y se enroscó en mi brazo derecho mientras yo corría con mi largo vestido blanco hacia la cueva, dejando atrás a los atemorizados soldados, debajo de los cuales, el hielo se derretía y cedía bajo todo el peso del ejército.
Dejé de sangrar en cuanto entramos en la oscura cueva, la última lágrima que solté fue transparente y brillante y fue a parar a la cabeza de Iza, que al entrar en contacto con la lágrima de una diosa, se transformó en la temida Cobra de Hielo.




Se me ha ocurrido ahora mismo pero tengo prisa, así que lo he escrito en cinco minutos. Me he basado en el dibujo que he hecho esta mañana. No está muy currado, pero me ha costado bastante de todos modos T___T

2 comentarios:

La Protegida dijo...

sta genial diana, no se kmo haces pa escribir eso en 5 minutos, aunk se te haya ocurrido ia, me da iwal, a mi eso me cuesta iwal diassss. En fin no kreo k dias, pero si unos cuantos minutos mas... wapisima teek sigue asi xaoo

La Dama Lobuna dijo...

graciaas graciaaaas XD XD y no te peude costar diez diaas eeeh
qe conste qe ahora me cuesta mas rato pero lo ago de mejor calidad :P o eso creo..)
Teqiiero uapisimaa un besoo